Aruba, destino de inversión inmobiliaria seguro y confiable

Históricamente, la isla de Aruba se ha caracterizado por tener un mercado inmobiliario estable. En esta isla holandesa ubicada a muy poca distancia de Venezuela el valor de las propiedades sube a un ritmo constante y saludable.

Para muchos inversionistas que buscan comprar una propiedad en el Caribe el primer factor que los impulsa es saber si existe seguridad en la inversión. En este caso, Aruba ha demostrado ser un lugar confiable en al área de bienes raíces ya que la mayoría de las propiedades -y sobre todo las que están cerca del mar- han aumentado su valor. Esto hace que invertir en Aruba sea un negocio seguro.

Hay que tener en mente que Aruba es un destino de inversión exclusivo -no de masas- donde no hay signos de búrbuja inmobiliaria como: volatidad en los precios, embargos masivos, exceso de crédito o beneficios fiscales al comprar propiedades.

Los impuestos son un punto importante a la hora de invertir y como en todas partes del mundo Aruba no escapa de estas cargas obligatorias, aún así, en Aruba los impuestos aplicados a las propiedades son relativamente bajos comparados con otros en la región. Veamos algunos impuestos:

  • Entre el 3% y 6% por transferencia de la propiedad, dependiendo del valor aplicado al inmueble.
  • Impuesto anual sobre la propiedad, calculado sobre el valor del inmueble menos un deducible fijo de US$ 35.000. A partir del valor resultante se aplica el impuesto de 0,4%.
  • No hay impuestos en Aruba sobre la plusvalía de propiedades. Por ejemplo, la propiedad al comprarla tiene un valor de UD$100.000,00 y luego al venderla tiene un valor de $200.000,00, la ganancia de capital de $100.000,00 está libre de impuestos.

En cuanto al acceso al financiamiento en Aruba, el mismo es perfectamente viable ya que el propio bien inmueble sirve de garantía para el prestamo que se concede. Dentro de las caracteristicas más importantes de un crédito están:

  • Financiamiento hasta el 60% del valor del inmueble (para extranjeros).
  • Plazo del préstamo hasta 30 años o hasta que el cliente tenga la edad de 60 años.
  • Tasa de interés entre 7% y 11% anual.

Es importante destacar que los extranjeros pueden poseer bienes inmuebles y propiedad de la tierra sin restricciones, es decir, en Aruba no existen obstáculos para que un inversionista foráneo posea propiedades. Asi que le sugiero que tome un vuelo a esta isla y explore las alternativas de inversión que Aruba tiene para ofercer.