Impuestos en Aruba

Aruba es una isla de alto impacto fiscal para los individuos, el tipo máximo alcanza el 59%, el mas alto del mundo. Contrariamente sucede con los tributos para la empresas, los cuales son casi ausentes y alcanzan el tipo máximo de 28%.

A los residentes se les grava bajo los ingresos de un negocio, profesión, empleo, bienes raíces y capital. Los beneficios adicionales son en su mayoría pasivos, incluidos los subsidios de vivienda y el reembolso de los impuestos. Las ganancias de capital no pagan impuestos a menos que el aumento de los resultados de la actividad empresarial, o que se deriven de la venta de acciones de una empresa.

Los no residentes pagan impuestos sobre determinados tipos específicos de rentas procedentes de Aruba, entre ellas ingresos de un negocio o profesión ejercidas en la isla personalmente o a través de un representante o apoderado.

Todas las personasy empresas tienen derecho a diversos descuentos, hasta un límite especificado, incluyendo gastos de negocios, tales como mudanza y de viaje, gastos de representación y gastos del automóvil, médicos, de seguro de vida y los pagos de planes de pensiones, entre otros.

Impuestos de Bienes Raíces 

Los propietarios de bienes raíces tienen que pagar tasas anuales del 0,4% del valor de la propiedad. El comprador de bienes raíces paga 3% de impuesto de transferencia si el precio del inmueble es inferior a USD 142.000 y si es superior a este monto, el impuesto es de 6%.

Derechos de Importación 

La tarifa va desde 0% para alimentos hasta 53% para articulos de lujo.